The best flash joomla templates are available now for download. For the best business hosting I recommend inmotion reviews and fatcow reviews for cheap blog hosting.

CRECIMIENTO DE PROSTATICO

La próstata es una glándula que se localiza en el hombre bajo la vejiga urinaria, la orina pasa a través de ella para poder salir por la uretra.

La próstata es una glándula que se localiza en el hombre bajo la vejiga urinaria, la orina pasa a través de ella para poder salir por la uretra. Su peso normal es de 15 a 25 gramos, y su función es la de producir parte del líquido seminal que el hombre eyacula durante una relación sexual. No tiene que ver en el proceso de la erección del pene.

A partir de los 30 años de edad, la próstata empieza a aumentar de tamaño en algunos hombres (cerca de la mitad de los hombres) debido a un proceso de "hiperplasia", lo cual significa aumento del número total de células prostáticas de forma irreversible (adenoma prostático). Este crecimiento va produciendo una obstrucción progresiva a la salida de la orina, iniciándose así las molestias prostáticas, las que generalmente dan inicio después de los 50 años. Contrario a ciertas creencias populares, este crecimiento no tiene relación con hábitos sexuales (mucha o poca actividad sexual), enfermedades venéreas o inflamación prostática (prostatitis), pero si tiene cierto condicionamiento genético.

El hombre con crecimiento de la próstata o hiperplasia prostática benigna (HPB) puede presentar una o más de las siguientes molestias: levantarse a orinar durante la madrugada, disminución de la fuerza o grosor del chorro urinario, titubeo o tardarse para empezar a orinar, esfuerzo para iniciar el chorro, orinar más frecuente de lo normal, corte del chorro durante la micción, goteo al terminar de orinar o mojar el calzoncillo, ardor al orinar, urgencia para orinar, que en casos avanzados puede acompañarse de incontinencia (mojarse sin poder contenerlo), sensación de no vaciar bien la vejiga. También se pueden presentar problemas importantes como son las infecciones urinarias, orinar con sangre (hematuria), hasta no poder orinar (retención urinaria). Cuando un hombre presenta cualquiera de estas manifestaciones es tiempo de visitar a su médico urólogo, quien deberá diferenciar el crecimiento benigno de un tumor canceroso de próstata, ya que ambos pueden producir las mismas molestias.

Los estudios que generalmente se indican en estos pacientes son el antígeno prostático específico para la detección de cáncer de próstata, el ultrasonograma de las vías urinarias para determinar el tamaño de la próstata y vaciamiento de la vejiga, la Uroflujometría Computarizada, que nos permite determinar los flujos urinarios y el tiempo miccional, ya que puede cuantificar el grado de obstrucción, y el tacto rectal que evalúa tamaño, consistencia y si existe o no dolor de la glándula, lo cual nos permite saber si hay prostatitis (inflamación de próstata) asociada.

Al existir síntomas de obstrucción prostática se recomienda dar tratamiento, no solamente para mejorar las molestias que se presentan, sino también para evitar complicaciones como es el daño de la función renal por la presión elevada a la que tiene que trabajar el riñón al haber obstrucción deterioro de la función de la vejiga, ya que el músculo vesical (detrusor) se engruesa y disminuye la capacidad de la vejiga, lo cual altera su función infecciones urinarias, formación de cálculos (piedras) en la vejiga sangrado por la orina, etc.

Al paciente se le pueden ofrecer dos tipos de tratamiento para la próstata: el "Médico", que consiste en tomar ciertos medicamentos, y el "Quirúrgico". El tratamiento con medicamentos usualmente está recomendado en los casos iniciales, aproximadamente el 66% de las personas mejora con el mismo y si obtiene mejoría, debe continuar indefinidamente, ya que su efecto es transitorio. Como sabemos, el crecimiento prostático es irreversible y la próstata seguirá su curso natural de seguir aumentando de tamaño.

El tratamiento quirúrgico puede ser de dos tipos:

  1. Video-Endoscópico, el cual se realiza en pacientes con próstata pequeña o de regular tamaño, afortunadamente el 80% de problemas de Hipertrofia Prostática pueden ser tratados con este método que tiene las siguientes ventajas:

  • No hay herida quirúrgica.
  • Tiempo de sonda solamente dos días.
  • Rápida recuperación.
  • Menor sangrado.
  • Mínimo dolor post-operatorio.
  1. Cirugía abierta, que se recomienda para tratar próstatas muy grandes.

 
 
promocion 2
Todos los derechos reservados © SDU Web Punto Cero
Sociedad Dominicana De Urología Av. Maximo Gomez, Plaza Royal, Suite 514,
Sto Piso, Santo Domingo Santo Domingo Tel: (809) 333-3888 Email : info@sdu.org.do